UNA VENTANA AL MUNDO DE LA PASIÓN CIENTÍFICA

Una visita a la Feria Mundial de 2014


Texto publicado por Isaac Asimov en el New York Times el 16 de agosto de 1964. Traducido por Javier Guisado González

Por ISAAC ASIMOV

La Feria Mundial de Nueva York de 1964 está dedicada a La paz a través del entendimiento. Su mirada al mundo del mañana descarta una guerra termonuclear. ¿Y por qué no? Si una guerra termonuclear tuviera lugar no tendría sentido seguir hablando del futuro. Así que dejemos que los misiles duerman eternamente en sus compartimentos y observemos lo que está por llegar en el mundo no atomizado del mañana.

Lo que está por llegar, al menos a través de los ojos de la feria, es maravilloso. La dirección a la que el hombre se dirige es vista con una próspera esperanza, y en ningún otro sitio es más patente que en el pabellón de General Electric. Allí el público puede visitar cuatro escenas, donde en cada una de ellas aparecen alegres títeres muy realistas que se mueven y hablan con una facilidad que, en un minuto y medio, te convencen de que están vivos.

Las escenas, grabadas sobre las décadas de 1900, 1920, 1940 y 1960, muestran los avances en los dispositivos eléctricos y los cambios que nos traen a nuestro día a día. Lo disfruté mucho y solo lamenté que no mostrasen escenas del futuro. ¿Cómo será la vida, por ejemplo, en el año 2014, dentro de 50 años? ¿Cómo será la Feria Mundial de 2014?

No lo sé, pero podría adivinarlo.

Un pensamiento que me viene a la cabeza es que los hombres continuaremos retirándonos de la naturaleza con el fin de crear un entorno que nos venga mejor. Para el 2014, los paneles electroluminescentes serán de uso común. Los techos y las paredes brillarán de forma suave y en una variedad de colores que cambiarán con solo tocar un botón.

La necesidad de las ventanas tan solo será algo arcaico, incluso cuando haya gente presente estarán polarizadas para bloquear la luz directa del sol. Podrían incluso estar fabricadas para alterar de manera automática la intensidad de la luz entrante modificando el grado de opacidad del cristal.

En la feria de 1964 [i] hay una casa subterránea que es un símbolo del futuro. Sus ventanas no están polarizadas, pero puede alterar los “decorados” con cambios en la luz. Las casas subterráneas de las afueras, con una temperatura fácil de regular, libres de las vicisitudes del tiempo, con aire limpio y luz regulada, deberían ser bastante comunes. En la Feria Mundial de Nueva York de 2014, el Futurama [ii] de General Motors podría exponer panorámicas de las ciudades subterráneas con jardines provistos de vegetales cultivados gracias a luz artificial. General Motors defenderá el uso de la superficie para la agricultura a gran escala, el pastoreo y la creación de parques, con menos espacio dedicado para la ocupación humana.

Los dispositivos electrónicos nos seguirán aliviando de tareas tediosas. Los utensilios de cocina serán concebidos para preparar “autocomidas”, calentar agua y hacer café, tostar pan, freír y escalfar huevos, preparar bacón y demás tareas. Se “encargará” el desayuno la noche anterior para que esté listo a una hora determinada a la mañana siguiente. Habrá comidas y cenas semipreparadas, las cuales se mantendrán en el frigorífico hasta que llegue el momento de comerlas. Sospecho, sin embargo, que incluso en el 2014 habrá un pequeño apartado en la cocina para preparar platos de manera más tradicional, en especial cuando vienen invitados a casa.

Los robots no serán comunes debido a que no serán aún muy buenos en 2014, pero existirán. IBM expone en la presente feria que no tiene robots, aunque su sección está dedicada a los ordenadores, que se muestran con toda su sorprendente complejidad, destacando en la traducción del ruso al inglés. Si las máquinas son tan inteligentes hoy en día, ¿qué no podrán hacer en 50 años? Habrá ordenadores en miniatura que servirán como “cerebros” para robots. De hecho, el edificio de IBM en la Feria Mundial de 2014 podría llegar a tener, entre una de sus principales atracciones, un robot doméstico grande, torpe y lento pero capaz de recoger, limpiar y manipular distintos utensilios. Esto entretendrá sin duda a los asistentes de la feria, que tirarán restos por todo el suelo para ver al robot recogerlos torpemente y clasificarlos en “tirar” y “dejar a un lado” (los robots para la jardinería también harán acto de presencia).

En la Feria Mundial de 2014, General Electric mostrará películas en 3D de sus “Robots del Futuro”, pulcros y aerodinámicos, sus utensilios de limpieza ya construidos y desempeñando sus funciones de forma activa (habrá una cola de tres horas para ver la película, algunas cosas nunca cambian).

Los electrodomésticos y aparatos electrónicos de 2014 no tendrán cables, por supuesto, y funcionarán gracias a baterías de larga duración de radioisótopos. Los isótopos no serán caros ya que serán subproductos de las plantas de fisión que, para el 2014, suministrarán, más o menos, la mitad de las necesidades energéticas de la humanidad. Pero una vez que las baterías se hayan usado solamente podrán ser desechadas por agentes autorizados por el fabricante.

Ya existirán en el 2014 una o dos plantas experimentales de fusión nuclear (incluso a día de hoy, en la muestra de General Electric de 1964, se exponen unas explosiones de fusión pequeñas pero genuinas). También existirán en funcionamiento extensas plantas solares en varias zonas desérticas y semidesérticas, como Arizona, el Néguev o Kazajistán. En zonas más abarrotadas, nubosas y contaminadas, la energía solar será menos práctica, por eso, en la feria de 2014 se mostrarán modelos de plantas solares en el espacio que recojan los rayos mediante mecanismos de enfoque parabólico para radiar la energía recolectada en ellos hasta la Tierra.

El mundo de dentro de 50 años habrá encogido. En la feria de 1964, la exposición de General Motors representa, entre otras cosas, “fábricas constructoras de carreteras” en los trópicos y, más cerca de casa, autopistas llenas de largos autobuses viajando por carriles centrales especiales. Es posible que las autopistas, al menos en las áreas más desarrolladas del mundo, hayan alcanzado sus topes en 2014. Por ello, habrá cada vez más énfasis en el transporte que haga el menor contacto posible con la superficie. Tendremos aeroplanos, por supuesto, pero incluso los viajes terrestres poco a poco se suspenderán a uno o dos pies del suelo. Los visitantes de la feria de 1964 pueden viajar en un aquafoil, el cual se eleva sobre cuatro zancos y se desliza por encima del agua reduciendo la fricción. Esto es sin duda alguna un recurso temporal ya que para el 2014 los cuatro zancos serán remplazados por cuatro reactores de aire comprimido, evitando así el contacto total del vehículo con superficies líquidas o sólidas.

Los reactores de aire comprimido suspenderán en el aire a los vehículos terrestres en las autopistas, lo cual, entre otras cosas, minimizará problemas con el pavimento. La tierra lisa o el césped también podrán ser usados como pavimento. Los puentes tendrán menos importancia debido a que los coches serán capaces de surcar la superficie acuática con sus reactores, aunque las ordenanzas locales disuadirán a la población de llevar a cabo esta práctica.

Se hará hincapié en el diseño de vehículos con “cerebros de robot”, vehículos a los que se les puedan asignar determinados destinos para después dirigirse allí sin la interferencia causada por los lentos reflejos de un conductor humano. Sospecho que una de las mayores atracciones de la feria de 2014 serán viajes en pequeños coches robotizados que maniobrarán entre la multitud a medio metro del suelo, evitando a los demás de manera automática y eficiente.

Para viajes de distancias cortas, los pasillos mecánicos (con bancos a cada lado y un espacio en el centro para quedarse de pie) harán acto de presencia en las zonas del centro y se levantarán por encima del tráfico. El tráfico continuará (a distintos niveles en algunos lugares) aunque casi todos los aparcamientos se encontrarán lejos de las calles debido a que, al menos, un 80% de los repartos de furgonetas se llevarán a cabo para tramos de la ciudad excesivamente separados. Una conexión de tubos flexibles transportará mercancías y materiales a través de tramos locales, y los dispositivos de conmutación que mandarán pedidos específicos a destinos concretos serán una de las maravillas de la ciudad.

Las comunicaciones serán audiovisuales por lo que podremos ver y oír a la persona que llamemos. La pantalla no solo será usada para ver a la gente, sino también para estudiar documentos, fotografías y leer pasajes de libros. Habrá satélites sincronizados que harán posible que podamos llamar directamente a cualquier punto de la tierra, incluidas las estaciones meteorológicas en la Antártida (mostradas en todo su frío esplendor como parte de la exhibición de General Motors de 1964).

En ese sentido, seremos capaces de contactar con alguien de las colonias de la Luna, y es por este motivo que General Motors expone vehículos impresionantes (son solo modelos) con neumáticos grandes y blandos para poder transitar el terreno desnivelado que podría existir en nuestro satélite natural.

Se podrán mantener varias conversaciones simultáneas entre la Tierra y la Luna gracias a los rayos láseres modulados, que son fáciles de manipular en el espacio. En la Tierra, sin embargo, el rayo láser tendrá que ser guiado a través de tuberías de plástico para evitar las interferencias de materiales y de la atmósfera. Los ingenieros tendrán que lidiar con ese problema aún en el 2014.

Las conversaciones con la Luna serán algo molestas, ya que habrá 2,5 segundos entre la enunciación y la respuesta (la luz tarda eso en hacer la ida y la vuelta) y podremos tener conversaciones similares con Marte con un retraso de tres minutos y medio cuando Marte se sitúe en su punto más cercano. Sin embargo, para el año 2014, habrán llegado a Marte naves sin tripulación, aunque una expedición tripulada estará planeada y en el Futurama de 2014 mostrarán un modelo de una colonia marciana.

En cuanto a la televisión, las pantallas en la pared habrán remplazado al televisor normal; pero los cubos transparentes harán acto de presencia y podremos ver la televisión en 3D. De hecho, una exposición popular será una televisión en 3D, hecha a escala real, en la que se verán actuaciones de ballet. El cubo se irá haciendo poco a poco una esfera para que pueda ser visto desde todos los ángulos.

Uno podría seguir de forma indefinida en esta extrapolación feliz, pero no todo será de color rosa.

Mientras hacía cola para entrar en la exposición de General Electric en la feria de 1964, me di cuenta de que me había quedado mirando a la señal desalentadora de Equitable Life que advertía sobre la población de Estados Unidos, con el número (alrededor de 191.000.000) al que se le sumaba uno más cada once segundos. Mientras yo estaba dentro del pabellón de GE, la población estadounidense aumentó en 300 individuos, y la del mundo en 6 000.

En el 2014, es muy probable que la población del mundo sea de 6.500.000.000 personas y que la población de los Estados Unidos sea de 350.000.000personas. El área más abarrotada será la que comprenda desde Boston hasta Washington, que además se habrá convertido en una sola ciudad con una población de 40.000.000 habitantes.

La presión demográfica nos obligará a entrar en los desiertos y en las zonas polares. Lo más sorprendente y, en cierto sentido, alentador, es que en el 2014 veremos una buena señal en la colonización de las plataformas continentales. Las casas submarinas serán una atracción para aquellos que les gusten los deportes acuáticos, y sin duda alguna esto fomentará la explotación eficiente de los recursos marítimos, tanto alimenticios como minerales. General Motors muestra en su exposición de 1964 el modelo de un hotel subacuático al cual deberían llamar lujo que te hace la boca agua. La Feria Mundial de 2014 mostrará en sus exposiciones ciudades en las profundidades del mar con cruceros batiscafos que llevarán personas y suministros a través de las profundidades.

La agricultura tradicional se mantendrá con grandes dificultades y las “granjas” serán sustituidas por microorganismos más eficientes. La levadura procesada y los productos derivados de algas estarán disponibles en una variedad de sabores. La feria de 2014 presentará un “Algae Bar” en el que se servirá “pavo de mentira” y “pseudobistecs”. No estará tan mal (si no sacamos a relucir los precios elevados), pero habrá una resistencia psicológica importante a tal innovación.

Aunque la tecnología todavía mantenga a la población durante el año 2014, será solamente a través de un gran esfuerzo y con un éxito parcial. No todo el mundo disfrutará del mundo de la electrónica de manera plena. Se privará de ello a una gran parte de la población, y aunque vivirán mejor que las personas de hoy en día, estarán muy atrasados en comparación con las partes más avanzadas del mundo. Habrán dado un paso atrás, relativamente.

Tampoco la tecnología puede continuar adaptándose al crecimiento demográfico si sigue sin controlarse. Observemos Manhattan en 1964: por la noche tiene una densidad de población de 31.000 habitantes por kilómetro cuadrado, y de 39.000 durante la jornada laboral. Si toda la Tierra, incluyendo el Sáhara, el Himalaya, Groenlandia, la Antártida y cada rincón de las profundidades del océano, hasta el más profundo abismo, estuviese tan abarrotada como Manhattan a mediodía, seguramente también estaríais de acuerdo en que no habrá manera de mantener a toda esa población (y olvidémonos de estar cómodos). De hecho, el sustento se acabaría antes de que todo el planeta estuviera tan abarrotado como Manhattan.

Bueno, la población de la Tierra ahora mismo es de 3.000.000.000 y se dobla cada 40 años. Si seguimos a este ritmo sin control, la Tierrá estará tan abarrotada como Manhattan en tan solo 500 años. ¡Toda la Tierra será una sola Manhattan ahogada para el año 2450 y la sociedad se colapsará en poco tiempo!

Solamente existen dos maneras de prevenir esto: la primera es aumentar la tasa de mortalidad; la segunda es bajar la tasa de nacimiento. El mundo del año 2014 se habrá decantado sin duda alguna por la segunda opción. Ciertamente, el aumento del uso de dispositivos mecánicos para remplazar corazones y riñones con fallos, y controlar el endurecimiento arterial y las crisis nerviosas disminuirá aún más la tasa de mortalidad y elevará la esperanza de vida hasta los 85 años en algunas partes del mundo.

Por lo tanto, tendremos propaganda en todo el planeta a favor del control de la natalidad con métodos humanos y racionales y, para el 2014, sin duda alguna habrá hecho mella. La tasa de crecimiento de la población habrá disminuido pero me imagino que no lo suficiente.

Una de las exposiciones más serias de la Feria Mundial de 2014, en este sentido, será una serie de lecturas, películas y material documental en el Centro de Control de Población Mundial (solo para adultos y con muestras especiales para adolescentes).

La situación general será mucho más formal debido a los avances de la automatización. En el mundo del año 2014 existirán trabajos que las máquinas harán de forma más eficiente que los humanos. La humanidad se habrá convertido, por lo tanto, en una raza al servicio de las máquinas, y las escuelas tendrán que orientarse en esta dirección. Parte de la exposición de General Electric hoy en día consiste en una escuela del futuro en la que circuitos cerrados de televisores y cintas programadas ayudarán al proceso docente. Sin embargo, no solamente avanzarán las técnicas, sino que la materia en cuestión también cambiará. En todos los institutos se enseñará lo fundamental en tecnología informática a los estudiantes, se harán competentes en aritmética binaria y se les entrenará hasta la perfección en el uso de los lenguajes informáticos que se habrán desarrollado, como por ejemplo el contemporáneo “Fortran” (del inglés formula translation).

Aun así, la humanidad padecerá una grave enfermedad, el aburrimiento, una enfermedad que se expande y crece más y más cada año. Esto tendrá serias consecuencias mentales, emocionales y sociológicas, y me atrevo a decir que la psiquiatría será de lejos la especialidad médica más importante para el año 2014. Los pocos que tengan la suerte de estar envueltos en cualquier tipo de trabajo creativo serán la élite de la humanidad, solo ellos harán algo más que servir a una máquina.

Ciertamente, la especulación más sombría que puedo hacer sobre el año 2014 es que en una sociedad en la que el ocio será algo casi obligado, la palabra más gloriosa en el vocabulario será ¡trabaja!

[i] Nota del editor: Fecha añadida por el editor.

[ii] Nota del editor: Aquí Isaac Asimov hace referencia a Futurama, la atracción del año 1939 diseñada por Norman Bel Geddes, la cual mostraba el mundo proyectado 30 años en el futuro. La misma atracción con el mismo nombre fue usada en 1964, año en el que Asimov visitó la feria.

7 comentarios
  1. Pingback: Una visita a la Feria Mundial de 2014 |

  2. Karlosnake

    September 22, 2014 en 10:39

    Juars!!! el coche volador no deja de aparecer en el futuro ni en las mejores mentes.
    Sorprendente el nivel de precisión de algunas premoniciones, aunque en general parece que acierta alrededor de un 50%.

    Responder
    • Marciano

      September 22, 2014 en 17:51

      Verdad! hay menos aciertos de lo que me esperaba, pero las predicciones no van mal encaminadas. La de comida me hizo acordar a la hamburguesa sintética que sacaron hace un tiempito (http://www.theguardian.com/science/2013/aug/05/world-first-synthetic-hamburger-mouth-feel).
      En un video vi a Asimov predecir internet. Está claro que nos podemos poner todos a hacer predicciones y acertaremos algunas, pero es muy entretenido imaginar las justificaciones para esos avances.

      Responder
      • Fernando Cervera

        September 29, 2014 en 17:38

        El valor predictivo de muchos de estos textos a veces es bajo, pero no es lo más relevante. Tal cual dices es entretenido imaginar las justificaciones a los avances futuros, pero lo más relevante es que haciendo especulaciones sobre cómo puede evolucionar la ciencia, nos planteamos al mismo tiempo dilemas morales interesantes, además de atraer a más gente al estudio de la ciencia. Por otro lado, muchas de estas “predicciones” de la ciencia ficción tienen un valor adicional, inspirar investigaciones futuras.

        Responder
  3. ititsofo

    December 18, 2014 en 12:36

    Increíble el texto. Falla muchas cosas, pero las falla tan bien que da igual.

    Responder
  4. diversionentretenimiento

    January 28, 2015 en 02:15

    Me ρarecia raro ver un post asi en esta pagina sin embargо he quedado gratamente аѕombrado en esta ocasion.

    Responder
  5. Pingback: Emperadores y bocadillos: cuando el aluminio era más caro que el oro | ULÛM |

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *