UNA VENTANA AL MUNDO DE LA PASIÓN CIENTÍFICA

Crítica de cine: Autómata


Texto escrito por Fernando Cervera

El director de cine Gabe Ibáñez, el compositor Zacarías M. de la Riva junto con los guionistas Javier Sánchez Donate e Igor Legarreta nos traen una película de ciencia ficción robótica que produce y protagoniza Antonio Banderas. El argumento bebe de grandes clásicos de la ciencia ficción como Dune o Sueñan los androides con ovejas eléctricas (conocida en el cine como Blade Runner). No obstante su mayor influencia es, sin lugar a dudas, todo el universo de los robots del gran escritor Isaac Asimov; desde su estética muy bien lograda, su desarrollo lento con momentos de rápida resolución y también por sus personajes altamente creíbles.

En esta película nuestro planeta ha tenido grandes problemas en su atmosfera después de una grave catástrofe solar, y una profunda desertización acompaña el panorama ya de por sí poco favorable para nuestra especie. En ese contexto la civilización recurrió a la robótica para poder sobrevivir, y en medio de ese mundo con graves problemas ambientales aparece nuestro protagonista, Jacq Vaucan (Antonio Banderas), un agente de seguros que vela por los intereses de una gran empresa que fabrica robots. Una investigación le llevará a indagar en lo más profundo de su sociedad, y recorrerá de forma inesperada algunos rincones de ese mundo devastado por la catástrofe y la desigualdad.

No me gustaría contar nada más sobre esta película, solo añadiré que su estética, guión, ambientación, banda sonora y efectos especiales son francamente buenos. Es imposible verla y no pensar en otras películas del género como <Yo, robot>, pero afortunadamente para el cine de ciencia ficción este no es un intento fallido. La principal diferencia entre esta película y la de Will Smith es que Gabe Ibáñez se toma en serio su propia película, y a pesar de no hacer referencia directa en su título al universo asimoviano podemos ver mucho más del libro <Yo, robot> en esta película que en la de Will Smith, la cual usa el título del libro como reclamo publicitario pero traiciona todos los elementos clave de ese maravilloso mundo de cerebros positrónicos.

Creo que queda claro que la película no solamente me ha gustado, sino que me ha gustado mucho. Más allá de esto tendría que añadir que me siento orgulloso de que dentro de nuestras fronteras se hagan películas de ciencia ficción que pueden competir en calidad estética y argumental con las grandes películas del género a nivel mundial, y me duele ver cómo ocurre el efecto spanish movie con esta película, y con esto me refiero a la descalificación de la misma por parte de los espectadores españoles por el mero hecho de ser un producto nacional. Desde luego que la puntuación que dan los usuarios de filmaffinity a la película (4,8) contrasta de manera visible con la de la otra película comentada en esta crítica (Yo, Robot), a la cual le han concedido un generoso 6,2. Estas diferencias se explican porque mucha gente la valora con notas aceptables pero otro pequeño sector la puntúa con una gran cantidad de unos y ceros. Está claro que en este mundo hay gustos variados y no seré yo el que diga que a todo el mundo tiene que gustarle esta película, pero uno debería tener claro qué es la ciencia ficción antes de ir al cine, y en este caso estamos ante un buen ejemplo de lo que significa el género.

Como resumen es una cinta totalmente recomendable si al espectador le gusta la ciencia ficción robótica y no tiene prisa por que empiecen a explotar cosas.

Un comentario
  1. Efren89

    May 4, 2015 en 18:18

    Gracias a este artículo he visto la película, la cual no vi en su momento porque creía que era una bazofia más sobre robots y héroes de acción. Muchas gracias por haber escrito esta crítica, gracias a esta página he descubierto una de las mejores películas sobre robots que he visto jamás.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *