UNA VENTANA AL MUNDO DE LA PASIÓN CIENTÍFICA

Bienvenidos a “The Knick”


Texto escrito por Fernando Cervera

Es la era previa a los antibióticos y John W. Thackery, usuario habitual de grandes dosis de cocaína, tiene bajo su liderazgo al mejor equipo de médicos con el cual un jefe puede soñar. Thack —así le llaman sus amigos—, además es un transgresor, un visionario, un científico que sobrepasa, tal vez demasiado lejos, los límites de la ética y la moral de su época. Todo lo hace por el avance de la medicina científica y, nadie podrá negarlo, por alimentar su gran ego personal.

Seremos testigos de toda una serie de avances que sacaron a la cirugía de las barberías y la llevaron a los hospitales, de la lucha de clases de ricos contra pobres, negros contra blancos, y de las mujeres contra el machismo imperante de la época. Y todo eso en la Nueva York de 1900, en el famoso hospital Knickerbocker. Cuestiones como la historia de algunas de las técnicas quirúrgicas más famosas, la esterilidad en los laboratorios, la evolución de la psiquiatría, la pseudociencia de las “razas”, la experimentación con humanos o el tratamiento de las adicciones, serán expuestos sin pelos en la lengua, y el actor Clive Owen —que da vida a Thackery— mostrará con todo lujo de detalles una frase que ya usó interpretando a un médico en la película Closer, “¿Nunca has visto un corazón? Parece un puño envuelto en sangre.”

Todo comenzará con dos médicos obsesionados en salvar la vida de las embarazadas que presentan placenta previa, que es una complicación en la cual la placenta se implanta en la porción inferior de útero y ocluye el cuello uterino, causando grandes hemorragias en el parto y  —en la época de Thack— terminando con la muerte de la mujer y el bebé. Además, los dueños del hospital, que son una familia adinerada y progresista, quieren contratar al primer doctor negro, el cual romperá todos los equilibrios de poder y tendrá que enfrentarse al racismo más fiero de su época. Y por si todo esto fuera poco nos encontraremos con personajes que se enfrentan a sus propias luchas personales: un camillero salido de la miseria y la pobreza que no dudará en emplear la violencia y la picaresca, una enfermera inteligente que se pondrá a prueba para salir adelante, un joven cirujano que se debate entre la vida cómoda del médico del siglo XIX y la del investigador y pionero del siglo XX, un administrador con más deudas de las que podría pagar en cinco vidas y, por último,  una monja con un oscuro secreto.

Steven Soderbergh (director de Solaris y de El buen alemán) nos presenta esta historia donde la ambientación está al nivel de las mejores producciones, y si quieres hacerte una idea del espíritu de la serie mira los primeros cinco minutos, ya que son de lo más impresionante y sorprendente que he visto en muchísimo tiempo, y nos zambullen en una atmósfera perturbadora e inquietante que gobernará la serie desde el principio al final.

Si aún no te he convencido para ver esta miniserie de 20 capítulos, donde la historia de la medicina tiene un papel muy importante, te invito al ver el tráiler que dejo a continuación. Eso sí, aviso a navegantes, si no soportas ver vísceras y además te gustan las series de médicos idílicas donde los cirujanos ni se despeinan al operar, esta no es la tuya.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *