UNA VENTANA AL MUNDO DE LA PASIÓN CIENTÍFICA

Abaddon’s Gate – Reseña literaria


Texto escrito por Dani Martínez

Tercera entrega de la saga de space opera The Expanse, y vuelta a las aventuras de James Holden y su tripulación a los mandos de la nave Rocinante. Os recuerdo que la reseña del primer libro está aquí, y la del segundo en este enlace. A modo de resumen, ya comenté que ambos me gustaron: el primero me pareció un muy buen punto de partida, presentando un futuro cercano en el que la exploración espacial está en sus inicios y en los que aún no hemos conseguido pasar de los confines del Sistema Solar. El desarrollo del primer libro era ágil y entretenido, con algunos detalles que me gustaron mucho y que siguieron presentes en la segunda entrega. En esta continuación, se añadían más personajes a la historia y todos ellos resultaban interesantes en uno u otro modo. A pesar de ramificar la trama, ésta continuaba con buen ritmo y con un grado de interés bastante alto durante todo el libro. Pues bien, en el tercero empiezo a ver signos de cansancio tanto en la trama como en el desarrollo de personajes. Pero vayamos por partes.

Tras los eventos del segundo libro, donde una vez más Holden y compañía vuelven a salir airosos de mil y una desventuras y peleas sin cuartel, el tiempo pasa entre misiones bien remuneradas que hace que su vida haya dado un interesante giro de 180 grados. El dinero fluye por sus cuentas bancarias y la vida va fenomenal. Sueño americano y tal. Todo eso ocurre entre el segundo y tercer libro, una pequeña elipsis que siempre viene bien para avanzar tramas (RR Martin, ¡aprende!) pero que como todos sabemos, no hay aventuras sin un poco de perejil y algo de cabronismo sobre nuestros protagonistas. La cosa se tuerce, y a pesar de todos los intentos de Holden por alejarse de la cosa esta rara alienígena que fabrica puertas espaciales más allá de Júpiter, allá que se va tras un giro interesante en la trama que no comentaré. La historia empieza muy bien, hay una puerta que lleva a algún lado que nadie sabe, fabricada por una molécula alienígena que tiene la capacidad de alterar las leyes físicas más fundamentales y que se carga a humanos como si fueran hormigas en manos de niños de 4 años. ¿Dónde llevará? ¿qué misterios habrá más allá de su entrada? Este no es un recurso nuevo, ni mucho menos, y ya lo hemos visto utilizar en Pórtico de Pohl, o en la reciente película Interstellar.

Sin embargo, y aunque el punto de partida es muy interesante, solo puedo decir lo mismo de la primera mitad del libro. Esta primera parte está muy bien llevada, sigue siendo ágil cuando ha de serlo, cambiando de perspectiva por los personajes de una manera más o menos correcta, y avanzando la trama de fondo que es la importante. Sin embargo, la segunda mitad es algo tediosa, excesivamente larga, y los personajes solapan sus historias tanto que a veces da la impresión de estar leyendo varias veces lo mismo. Es cierto que todo ocurre en un espacio algo limitado, pero oye, también se pueden elegir mejor qué personajes van a narrar sus historias en el libro. Además está el factor que prácticamente todos los personajes nuevos fallan. Los capítulos de Holden siguen siendo, de lejos, los mejores de todos. Los demás son un conglomerado de clichés y estereotipos que flaco favor hacen a un libro que podía desmarcarse de la literatura barata de ciencia ficción. Espero que solo haya sido un pequeño tropezón y en otros libros nos vuelvan a incluir personajes con algo de profundidad y que no te esperes (de vez en cuando) lo que van a hacer.

La historia es interesante hasta la mitad, como ya he dicho. Aunque también veo que se empiezan a mear un poco fuera del tiesto con algunas de las partes importantes de la trama. Este es uno de los puntos… negativos que veo. Más que negativo, es que me estoy oliendo que van a desarrollar la trama por vías que a mí no me convencen mucho, lo cual sería una pena. Es por esto que digo que la trama empieza a tener síntomas de desgaste. Ahora mismo están en un punto clave, en el que si avanzan las cosas bien, puede ser una saga que merezca la pena ser leída entera. Os recuerdo que los autores quieren sacar la friolera de 9 libros en total, casi nada. Eso es mucho tiempo leyendo, y si el interés no se mantiene, es complicado acabar con 9 partes.

Con todo esto no quiero decir que el libro sea malo, ni mucho menos. Es un libro correcto tirando a regular. Se puede leer y se puede disfrutar estas tardes de desidia piscinera/playera en las que uno ya está cansado de ver y de oír a los niños de al lado jugar y discutir en una sucesión casi infinita sin que sus padres hagan el mínimo esfuerzo por decirles que paren (al fin y al cabo, son vacaciones para todos). Creo que el libro tiene muchísima más capacidad para ser mejor, y los dos primeros son una muestra de ello. Aunque sigo teniendo interés en saber qué va a pasar con todo el mundo en el Sistema Solar, creo que este libro ha hecho que la lectura del siguiente caiga varios puestos en mi lista de prioridades. El siguiente es una prueba de fuego, si me sigue sin convencer, puede que abandone la saga quizás de forma permanente. Veremos en qué queda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *